CARMABELI

Motivaciones

La VIDA, estar vivo, un día más... es una realidad y el principio básico de mis motivaciones. Luego está esa sensibilidad especial, como una especie “de poder vital”, que me ha acompañado siempre.

Esa vitalidad y optimismo se debe posiblemente a diversas causas; una de ellas, sin duda, es mi particular convivencia (“compañía o conflicto”, desde mi nacimiento) con una rara enfermedad llamada “Melorreostosis”.

Sin embargo, quiero creer que la verdadera fuerza de esa energía esencial se debe al generoso, libre y desinteresado amor que he recibido siempre de quienes me han rodeado durante mis 50 maravillosos años de vida: mi abuela, la familia y amigos en general y en especial, los últimos 24 años la maravillosa convivencia con INMA, mi compañera de viaje.

Cultivar una “mente tranquila y clara”, que me ayude tomar, según mis convicciones, las mejores decisiones que he podido en cada momento, también es una fortuna. Una fuerte autocrítica también me ha acompañado en este viaje y así pretendo que el tiempo de vida no suceda ante mí sino conmigo. Busco ante todo ser libre y tener motivaciones, reflexiones que intento plasmar en mis trabajos fotográficos

La fotografía es el medio que he adoptado para intentar comunicarme con mis semejantes y para la transmisión de mis ideas. Me interesa sobre todo el SER HUMANO, su controvertida evolución, sus miedos, sus logros y sus angustias. Así... la vida, la muerte, el amor, lo divino, lo humano, lo imperfecto, la libertad, la aceptación, el rechazo, la supervivencia, la soledad, el dolor, el placer, el poder, la lucha por mantener ideales, el valor de la cosas cotidianas, la diversidad de relaciones entre las personas, la tolerancia, la generosidad, la evolución, la vanidad, la sexualidad y muchos otros temas son el argumento de mis reflexiones.


ALGO PERSONAL

De mi trayectoria personal, poco que contar. Nací en una pequeña población de Colombia llamada Fusagasugá en 1965 (Provincia/Departamento de Cundinamarca), fui criado entre padres, tíos y abuelos de campo, gente humilde y trabajadora a través de quienes pude, desde pequeño, aprender las bondades de la naturaleza y la sencillez de la gente.

Mi adolescencia y juventud transcurrieron en la ciudad de Zipaquirá y a los 18 años nos trasladamos a la capital, Bogotá. Allí cursé la licenciatura de Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de la Sabana. Me gradué en 1991.

Dueño de mis soledades, debilidades e inconformismo, provocado por esa búsqueda constante del conocimiento e investigación periodística, decidí ampliar mi formación fuera de Colombia. Así, el 15 de febrero de 1992 viajé a España y llegué a Pamplona para cursar 5 años de Doctorado en Comunicación Pública en la Universidad de Navarra.

Escrita la tesis, obtenidos todos los créditos y suficiencia investigativa, decidí no dar el último paso de lectura de tesis y graduación por cuestiones económicas y personales. Conocí las bondades de Navarra y sus gentes y decidí quedarme para hacerme un ciudadano más de estas tierras y costumbres. Así han pasado más de 25 años.

No pretendo cambiar mi mundo ni el de quienes me rodean a través de mis expresiones fotográficas. Pero sí anhelo introducirme en esos mundos, comprenderlos, compartirlos y establecer una relación de empatía con los problemas sociales que me rodean y me afectan. Aunque la escritura también hace parte de mi proceso comunicativo, la uso más como apoyo en los proyectos y no como parte fundamental de los trabajos.


Espero haber logrado ese punto de conexión con vosotros a través de mis fotografías. Un abrazo,

Carlos Mauricio Bernal Lizarazo.

Leer más

Carlos Mauricio Bernal L.

Para cualquier pregunta, consulta o sugerencia no dudes en contactar mediante este formulario.